La tecnología Fluid Bed empleada para la fabricación de los productos DISPER consiste, físicamente, en el uso de torres cuya altura es bastante inferior a la empleada en el proceso de secado tradicional, denominado “Spray Dry” que da lugar a productos con contenido de polvo y sus consecuentes inconvenientes asociados al manejo.

DISPER es Tecnología Fluid bed

 

Partimos de un proceso de pulverizado, que se realiza en la parte media de la torre. Para esta pulverización se implementa una serie de remolinos de aire caliente por la parte inferior de la torre que permiten el siguiente proceso; a medida de que la mezcla líquida se va pulverizando en la parte intermedia de la torre, los remolinos de aire caliente (Fluid Bed) consiguen que el producto que ya se ha pulverizado y secado poco a poco en esa parte intermedia de la torre, permanezca en un lecho fluido, de tal manera que las partículas secas puedan ir agrupándose unas con otras hasta conformar lo que realmente nosotros concebimos como gránulo.

 

Entendemos un gránulo como una partícula sólida, formada por la agregación de otras más pequeñas, con unas especificaciones de tamaño controladas, dentro de un determinado rango (0,25-1,18 mm) que garantiza el óptimo manejo del producto y la ausencia de polvo.

 

Los productos DISPER son tecnología Fluid BedRealmente el producto no requiere agitación para que se disuelva y esto garantiza la ausencia total de grumos, precipitados o partículas insolubles. Así que, un producto DISPER es siempre garantía de total solubilidad.

 

 

 

Tecnología Fluid Bed, todo son ventajas

La tecnología Fluid Bed emplea temperatura mucho más baja que la de los productos con secado “Spray Dry”. Esta particularidad permite introducir cualquier tipo de molécula en los productos DISPER sin el riesgo de que éstas se degraden sino que por el contrario cumplan su función.

“A nivel químico, un producto DISPER va un paso más allá con respecto a otros productos”

Fluid-bed-technology-disperSu formulación incluye los coadyuvantes necesarios (ligantes, mojantes, dispersantes, reguladores de pH, estabilizantes, anti-espumantes, etc.) que dotan al producto final de un comportamiento químico perfecto con total solubilidad.

Todas estas cualidades contribuyen además a que los productos DISPER, a diferencia de otros, sean compatibles con el uso de prácticamente cualquier agroquímico.

En relación con la disolución, los productos con polvo presentan un elevado riesgo de formar grumos, precipitados o partículas insolubles, que no sólo dificultan la aplicación del producto, sino que causan obstrucciones en filtros, goteros, boquillas de pulverización, etc.

Un producto DISPER, gracias al mecanismo exclusivo de auto-disolución, es garantía de comodidad en el manejo y en el máximo aprovechamiento y absorción por la planta.