Desde México nos comparten la experiencia alcanzada con DISPER para el tratamiento de estimulación en papayo, variedad Maradol. Observen la fotografía de la raíz del árbol de papayo. Igual de desbordantes fueron los resultados alcanzados en este cultivo después de varios tratamientos con DISPER.

La aplicación pos trasplante de DISPER Humic y DISPER Alghum consiguió mayor crecimiento del sistema radicular. Se obtuvieron raíces estructurales fuertes y vigorosas, permitiendo un mejor anclaje al suelo. El número de raíces secundarias destinadas a la nutrición de la planta también aumentó.

 

En cuanto al sistema vegetativo tras el tratamiento de estimulación en papayo se observó más firmeza en el tronco y con mayor espesor. Follaje más sano y más amarre de flores y frutos. Aquí tuvo mucho que ver la acción de DISPER Chlorophyl y DISPER Size estimularon  al cultivo con máxima precisión para formar frutos sanos desde una fase incipiente del ciclo de floración.

Nos reportan que la calidad de la fruta es visiblemente sana, se consiguió más tamaño y firmeza en la piel, una característica muy valorada por los importadores ya que el 80% de la producción de esta fruta se destina a la exportación hacia mercados donde se clasifica como “exótica”, pero que en contrapartida requieren un tiempo de tránsito que en ocasiones supera el mes.

A su arribo y distribución en tiendas y supermercados, el sabor es quizá de las características más valoradas entre el consumidor final, no en vano se llega a pagar hasta 5 euros por un kilo de esta apreciada fruta. Una papaya de calidad debe ser jugosa, dulce y refrescante. Nos cuentan que gracias al tratamiento de estimulación en papayo con DISPER se apreció sabor más intenso y pulpa más consistente. La firmeza obtenida consiguió alargar la vida media de la fruta tras su recolección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar